Siempre al observar un lugar redescubro la belleza oculta en sus formas que dibujan las líneas de las fronteras que limitan la mirada, más allá de la apariencia anodina del transcurrir diario.

Translate

Perlora, ciudad de vacaciones

Podemos caracterizar este periodo como el tiempo del buzoneo al tener que recurrir a visitar las pedanías colindantes al núcleo urbano en busca de los habitantes de la localidad,  gentes que viven sosegadamente en espacios privilegiados en lugares apacibles, rodeados de montañas pobladas de gran diversidad ecológica.
 
Al caminar por las "caleyas" y caminos se percibía el olor de la vegetación con la banda sonora de los pájaros de fondo, luces, sombras y colores combinan perfectamente para decorar cada rincón. Sensaciones interiorizadas que dan la paz que necesita la persona.
 
Afortunado de tener esta oportunidad y acompañado por el tiempo que mantiene una cálida tregua, convierte la experiencia en enriquecedora, disfrutada en compañía de los lugareños. Grata impresión que llevaré siempre conmigo mientras viva en forma de recuerdo.