Siempre al observar un lugar redescubro la belleza oculta en sus formas que dibujan las líneas de las fronteras que limitan la mirada, más allá de la apariencia anodina del transcurrir diario.

Translate

Embriagado por la hora mágica mientras conduces


Los anocheceres son verdaderamente bonitos por los colores naranjas y azules que adornan el firmamento, momento mágico también llamado la hora dorada, donde la luz suave y difusa lo ilumina todo con sutiles sombras alcanzando la sensación de inexistencia.

Momentos mágicos llenos de sensaciones que producen estado de bienestar por las notas musicales del lenguaje tonal, acompaña al viajante mientras disfruta en compañía de belleza natural del paisaje, descanso para el espíritu que transporta la consciencia al plano subconsciente donde la persona divaga transportado por los efluvios del ambiente.